10 antiguos cines de Albacete, ¿los recuerdas?

10 antiguos cines de Albacete, ¿los recuerdas?

Los cines de Albacete y, en general, los de todo el mundo pasan por unos de sus momentos más delicados. La crisis del covid-19 ha afectado a todos los sectores incluyendo el de la cultura. Las grandes productoras cinematográficas han aplazado sus estrenos y han abrazado a las plataformas de contenidos como nueva vía para la exhibición de sus producciones dejando de lado a esas salas que durante años acogieron películas taquilleras, títulos de culto, cine independiente o producciones para toda la familia, reuniendo a centenares de personas frente a una pantalla y un haz de luz garantizando grandes ratos de evasión.

Ahora que gran parte de las salas de cine (desprovistas de películas que estrenar y con restricciones para su normal funcionamiento) han tenido que cerrar, es buen momento para recordar tiempos de esplendor del séptimo arte. Cuando los cines eran una de las principales alternativas de ocio de la sociedad. Cuando podíamos pasear por el centro de la ciudad encontrándonos salas de cine a nuestro paso adornadas por grandes carteleras anunciadoras del último gran estreno norteamericano o de la más reciente película de tu estrella de cine favorita.

Recordemos 10 cines de Albacete donde vieron la luz algunas de las más grandes películas de la historia del cine.

Cine Cervantes

Seguro que si naciste en los 80 haya visto muchos de los grandes estrenos norteamericanos dirigidos a un público familiar o infantil en el Cine Cervantes de la calle Feria, puesto que durante un tiempo fue la sala escogida por la empresa Salzillo para estrenar este tipo de producciones. El cine Cervantes fue abierto en 1973 con un aforo de 700 butacas y un equipo de proyecciones de la última tecnología. La película elegida fue «Le seguían llamando Trinidad» de Bud Spencer y Terence Hill.

Cine Astoria

Sabréis rápidamente reconocer donde estuvo ubicado el desaparecido Cine Astoria si os decimos que su espacio fue ocupado por una sala de Bingo. En concreto, el Bingo Astoria de la Calle Dionisio Guardiola 34 con Calle Collado Piña y que mantuvo el nombre del antiguo cine. Inaugurado el 19 de marzo de 1949 por el empresario levantino Luis Martínez Sánchez (LMS) con el estreno de Feliz y enamorada, producción de Universal a mayor gloria de su protagonista, Diana Durbin.  Posteriormente fue adquirida por la empresa de José Pérez García, exhibidora de la gran mayoría de cines de Albacete.

Su cierre tuvo lugar en el año 1980 para acoger la sala de Bingo que en un primer momento estuvo gestionado por el Albacete Balompié.

Cine Productor A

En la calle Concepción número 9 puede encontrarse un edificio, actualmente ocupado por despachos de oficinas, en cuya puerta de entrada permanece un viejo tejadillo que demuestra viejos tiempos de sesiones continuas y colas para ver grandes estrenos. El Cine Productor A, antiguo Cinema Central , fue inaugurado en 1943 siendo su primera película programada «La viuda alegre» de Ernst Lubistch.

Con pocos años de vida fue reformado para paliar alguna de sus carencias como lugar de proyecciones siendo la proyección de «Los último de Filipinas» la elegida para iniciar su segunda vida y uno de los eventos más destacados de su breve historia, pues con la llegada de nuevas salas a la ciudad perdió protagonismo siendo cerrada en los años 70. Convivió un tiempo con otra sala, el Productor B, también gestionada por José Perez García ubicada en la sede de Sindicatos con entrada por la calle Mayor.

Cine Goya y Cine Carlos III

En el año 2003 el Ayuntamiento de Albacete con Manuel Pérez Castell de alcalde firmó las escrituras con las que la ciudad adquiría la propiedad de tres emblemáticas salas de cine de Albacete; Capitol, Carlos III y Goya, cerradas por la empresa Salzillo unos años antes. El espacio que ocupaba el antiguo Cine Goya permanece ahora tapiado bajo una eterna promesa de conversión en centro de ocio y nuevas tecnologías para la juventud que jamás se llegó a cumplir, mientras que el Cine Carlos III tiene como actual vecino al Centro de Juventud del Ayuntamiento de Albacete, manteniendo todavía visible su marquesina de estrenos. En otros tiempos, estos cines, que compartían espacio aunque con entradas diferente en las calles Torres Quevedo y Collado Piña congregaron a multitud de espectadores. Fueron inaugurados conjuntamente en 1977  Durante un tiempo el Cine Goya ejerció como sala de proyecciones X.

Cine Gran Hotel

Lo que ahora es, exclusivamente, uno de los principales hoteles de nuestra ciudad fue también, hace no tanto tiempo, una lujosa sala de exhibición cinematográfica presidida por un todavía recordado gallinero.

Inaugurado en los años 50 y cerrada en 1993 con la proyección de «La muerte os sienta tan bien» de Robert Zemeckis, el Cinema Gran Hotel acogió algunos de los más grandes estrenos de cine de los años 70 y 80 (Superman, Regreso al futuro, etc) gracias a su amplia capacidad de espectadores y su privilegiada ubicación. O incluso preestrenos nacionales como el de la película del albaceteño José Luis Cuerda, «Amanece que no es poco» con gran parte de su reparto presente en la sesión de presentación.

Cine Carretas

En el lugar de la Plaza de Carretas donde hasta hace poco estaba ubicado un supermercado Mercadona se encontraba el Cine Carretas, el cual abrió sus puertas a comienzos de los 60 gestionado por la empresa de cines de Albacete, José Pérez.

Un edificio que fue construido por el arquitecto Carlos Belmonte frente a la sede de Sindicatos y que tuvo varias vidas como sala de proyecciones de cine de arte y ensayo. Antes de su cierre definitivo a finales de los 80 funcionó como cine de re-estrenos infantiles de la compañía Disney.

Cine Palafox

A comienzos de los 80 se abrió una nueva sala de cine que competiría con los cines propiedad de la empresa Pérez García. Cines Palafox abriría inicialmente en la calle Francisco Pizarro para más tarde tener su entrada principal por la calle Ríos Rosas con la intención programar cine de calidad según palabra de su gerente, el empresario natural de Minaya, Antonio Fernández Galindo.

El cine Palafox no pudo competir con la empresa Salzillo en los 90 por lo que estrechó una colaboración para alargar la vida comercial de sus películas hasta su cierre final a finales de esta década.

Cine Candilejas

Tomando el nombre de la legendaria cinta de Charles Chaplin, estas pequeñas salas de cine, inicialmente una y finalmente cuatro, que podían encontrarse enclavadas en mitad del Parque Lineal albaceteño vivieron varias etapas en las que fueron salas X, lugar de proyecciones de éxitos de taquilla que habían acabado su vida comercial en el resto de grandes salas de la ciudad y finalmente casa del cine independiente y de autor.

Los Cines Candilejas fueron abiertos en el año 1986 y resistieron incluso la llegada de grandes cadenas de multisalas a la ciudad durante años gracias a un público fiel y cinéfilo. Actualmente en estos cines se pueden encontrar las salas de teatro del grupo Ea! Teatro.

Fachada del Cine Capitol de Albacete. 1949. Fondo Escobar. 

Cine Capitol y Teatro Circo

No menos destacables, y actualmente abiertos al público son; el Cine Capitol y el Teatro Circo. 

El cine Capitol actualmente en activo como sede de la Filmoteca de Albacete y, sin duda, uno de los emblemas del séptimo arte en la ciudad de Albacete. En 1934 abrió sus puertas como Cinema Capitol en su emplazamiento actual de la Plaza del Altozano, el cual nunca ha abandonado. Diseñado por el arquitecto Julio Carrilero la sala contaba con unas 2000 butacas compitiendo en capacidad con el Teatro Circo. Ambos ofreciendo proyecciones cinematográficas y representaciones teatrales.

En los años 70 fue derribado y de nuevo construido, esta vez diseñado por el arquitecto Carlos Belmonte, siendo reinaugurado en 1976 con la proyección del film de Alfred Hitchcock, Family Plot, La trama. Tras su incendio en los años 80 tuvo que ser reformado y desde entonces permaneció como una de las grandes salas de cine de la ciudad estrenando grandes títulos como Cinema Paradiso, Instinto Basico o Cinema Paradiso hasta su cierre comercial en 1998 con la proyección de la La Máscara del Zorro. En 2001 se convirtió en sede de la Filmoteca de Albacete.

En cuanto al Teatro Circo, un espacio escénico único declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento, fue también sala de proyecciones cinematográficas durante varias décadas iniciando su andadura como cine en 1901, pasando por las manos de varios gestores y siendo el único cine junto al Capitol en mantener sus proyecciones durante la Guerra Civil española.

Para más detalles sobre la historia del cine y las salas de exhibición cinematográfica de Albacete os recomendamos visitar una web imprescindible, Cuentos de Cine.

Otros enlaces de interés:
https://jorgearenillas.com/

Bibliografía:
«La aventura del cine» de Jesús Fidel López y Jesús García Rodrigo. Diputación de Albacete, Albacete, 1995. ISBN: 8486919975

 


 

Otros servicios en AlbaceteGuía: